Los mercados de barcos y buques eléctricos superarán 1 GWH en 2023, según IDTechEx

Luke Gear
Los mercados de barcos y buques eléctricos superarán 1 GWH en 2023, según IDTechEx
En la mayoría de los sectores de vehículos eléctricos terrestres analizados por IDTechEx, se prevé una transición a sistemas de propulsión eléctrica por baterías en las próximas dos décadas. El caso no es tan sencillo en el sector marítimo: debido a la enorme escala de los requisitos de potencia, energía y distancia de los buques mercantes, la reducción de las emisiones marítimas requerirá soluciones que van desde los sistemas de baterías gigantes de iones de litio hasta las pilas de combustible ecológicas de hidrógeno y otros combustibles alternativos.
 
El nuevo informe de IDTechEx, "Barcos y barcos eléctricos 2024-2044", proporciona previsiones granulares a 20 años en ventas de unidades, demanda de baterías (GWh) y valor del mercado de baterías (en miles de millones de dólares) para ferry eléctrico, carga/contenedor eléctrico, Ro-Ro eléctrico, crucero eléctrico, OSV eléctrico, remolcador eléctrico y embarcaciones de recreo eléctricas por clase de potencia (<1kW, <12kW, >25kW). Basándose en entrevistas a proveedores primarios, comparte además análisis tecnológicos e información de precios sobre sistemas de baterías marinas de iones de litio ($/kWh 2020 - 2044) y sistemas de propulsión eléctrica.
 
En la actualidad, los sistemas de propulsión eléctrica e híbrida en el sector náutico han surgido sobre todo en la navegación de recreo, los transbordadores y los buques de corta distancia o de navegación interior, donde han disfrutado de una aceptación constante debido al pequeño tamaño de los buques o a perfiles operativos bien definidos que permiten la carga oportuna. Según el informe de IDTechEx, las entregas acumuladas de baterías desde 2013 superarán el hito de 1 GWh en 2023. Mientras que el crecimiento ha sido fuerte en los sectores marítimos interiores y costeros, la adopción en los buques de alta mar más grandes es menos rápida, pero está ganando impulso a medida que las próximas regulaciones de emisiones globales sin precedentes de la OMI y la UE, que inicialmente se centraron en NOx, SOx y PM, ahora se centran en las emisiones de carbono y GEI.
 
Entregas anuales de baterías marítimas (MWh). Fuente: IDTechEx - "Barcos y barcos eléctricos 2024-2044"
 
La nueva política de la OMI incluye un "Índice de Eficiencia Energética de los Buques Existentes (EEXI)" y el Indicador de Intensidad de Carbono (ICI). El EEXI garantiza que un buque está tomando medidas técnicas, en términos de equipamiento y modernización, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El ICI es una medida de las emisiones de carbono por cantidad de carga transportada por milla y su objetivo es reducir las emisiones desde el punto de vista operativo. Está previsto que las medidas sean obligatorias a partir de 2023, y que las primeras clasificaciones de buques se otorguen en 2024.
 
 
Por tanto, el sector marítimo está sometido a una presión cada vez mayor para descarbonizarse y cumplir objetivos climáticos más amplios. Aunque no existe una bala de plata, las soluciones se perfilan potencialmente en "múltiples balas de plata", cada una de las cuales puede dirigirse a un subsector específico. Por ejemplo, baterías para transbordadores y remolcadores puramente eléctricos, y combustibles ecológicos (a menudo combinados con baterías) en embarcaciones marítimas híbridas. Para más información sobre aplicaciones ecológicas de hidrógeno, amoníaco y pilas de combustible en el transporte marítimo, véase el informe de IDTechEx "Barcos y barcos eléctricos 2024-2044".
 
Los buques eléctricos de batería pura suelen ser la mejor solución cuando es posible desde el punto de vista operativo, en términos de reducción de emisiones y, normalmente, de costes de retorno de la inversión a lo largo de la vida útil. Los avances tecnológicos en la tecnología de propulsión eléctrica, impulsados por el sector del automóvil, están permitiendo proponer e instalar sistemas de varios megavatios-hora en buques individuales, como el transbordador Ro-pax de 70 MWh propuesto por Stena Line.
 
Por volumen, la navegación eléctrica de recreo y ocio es el mayor mercado, con decenas de miles de sistemas de propulsión eléctrica vendidos al año y la entrada en el sector de nuevos operadores como Mercury Marine y General Motors (con una inversión en Pure Watercraft). Las embarcaciones de recreo son los coches del mundo náutico: de propiedad privada, con necesidades de autonomía relativamente cortas y puramente eléctricas, con baterías de hasta unos cientos de kWh. En cambio, en la actualidad hay en servicio varios centenares de embarcaciones híbridas de alta mar. Sin embargo, este sector tiene el mayor valor de mercado y la mayor demanda de baterías marítimas en el futuro, debido al tamaño de los buques y a las elevadas necesidades energéticas que conllevan, lo que da lugar a sistemas de baterías gigantescos por buque.
 
A pesar del elevado CAPEX inicial y de las limitaciones de densidad energética, lo que está claro es que los sistemas de baterías marinas seguirán añadiendo valor tanto a las embarcaciones de recreo más pequeñas como a los buques de navegación marítima más grandes, ya sea facilitando el salto al funcionamiento con cero emisiones puras o mejorando el ahorro de combustible de los motores, e incluso de las pilas de combustible, impulsando un mercado híbrido.
 
Para obtener más información sobre el nuevo informe de IDTechEx "Electric Boats & Ships 2024-2044", incluidas las páginas de muestra descargables, visite www.IDTechEx.com/MarineEV.